Vegetales para la construcción

Sea2see_sunglasses
Nos gusta reciclar: Sea 2 see
26 octubre, 2018
ecocapsule
ECOCAPSULE: mini casas sostenibles
23 noviembre, 2018
Ver todo
zanahoriasyremolachas

Todos sabemos que las verduras es una base imprescindible para una alimentación sana y equilibrada. Pues parece ser que esto lo podemos aplicar también a la estructura de nuestras casas.

La Universidad de Lancaster, gracias a la aportación de más de 200.000 € del programa Europeo, Horizonte 2020, está trabajando en un nuevo hormigón que incorpora la mezcla de nano plaquetas procedentes de la zanahoria y la remolacha.

Estos aditivos vegetales son más baratos que los actuales (grafeno, carbón…) y proporcionan al hormigón una mayor densidad y aumentan su rendimiento, lo que se traduce en la necesidad de utilizar menor cantidad del mismo para la construcción

Además de esta ventaja, las nuevas cualidades que incorpora la raíz vegetal a este material hacen que se reduzcan las emisiones de carbono en este sector, ya que se ahorrarían 40 kg de CO2 por cada metro cúbico de hormigón.

Y por si eso fuera poco, este nuevo material de construcción es más flexible y se puede doblar más, evitando las grietas y absorbiendo los impactos de los movimientos provocados por terremotos, tsunamis…

Este proyecto se desarrolla junto con la empresa Cellucomp LTD bajo la supervisión del profesor Mohamed Saafi, con la que ya han colaborado en la fabricación de pinturas más duraderas incorporando fibras de hortalizas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *